Estamos abiertos a recibir sugerencias y comentarios. Contáctanos: tocandopuertas20@gmail.com

jueves, 14 de abril de 2011

IV Domingo de Pascua

Moniciones para la Misa
Tiempo de Pascua
IIV Domingo
Autor: P. Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.                                                                       Fuente:www.scalando.com
IV Domindo: El Buen Pastor
Hazpara ver las lecturas del día
-          1ra lect.: Hch 2, 14a.36-41
-          Sal. 115
-          2da lect.: 1P 220b-25
-          Evangelio: Jn 10, 1-10
"El Buen Pastor"

Monición de entrada

Muy buenos (noches, días, tardes).  Nos encontramos en el cuarto domingo de Pascua y este es el domingo del Buen Pastor.  Cristo se autodefine como Buen Pastor que da la vida por sus ovejas, para que éstas tengan vida y vida en abundancia.
Hoy la Iglesia celebra una Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones sacerdotales y religiosas, para nosotros es tarea permanente, pero hoy más que nunca, es urgente orar al Buen Pastor por las vocaciones,  por las que hay y para que surjan vocaciones del seno de nuestras familias.  Con el gozo de sabernos acompañados por Jesús, nos ponemos de pie para empezar nuestra celebración.


El apóstol Pedro pregona que Dios constituyó a Jesús: Señor y Mesías.  Reconocer a Jesús, muerto y resucitado, como Señor y Mesías, lleva a la conversión de fe en Él y al bautismo en su nombre. Escuchemos atentos.
En su primera carta, san Pedro nos recuerda que hemos sido salvados por Cristo Jesús “por sus llagas hemos sido curados”.  Pero se vale de la figura del Buen Pastor: “andaban descarriados como ovejas, pero ahora han vuelto al pastor y guardián de sus ovejas”.  Caminemos tras sus huellas, aunque a veces, sean de sufrimiento y dolor.  Escuchen hermanos.
“Yo soy la puerta de las ovejas”.  El texto de san Juan que a continuación escucharemos, denuncia a los pastores que no entran por la puerta del aprisco (corral), ladrones y falsos pastores y destaca que el buen pastor conoce y llama por su nombre a sus ovejas y va caminando delante de ellas.  Cristo es la puerta por donde entramos a la salvación y a la vida.  Pongan atención a este bello mensaje de hoy, pero antes entonemos el Aleluya.

Oración universal

A cada invocación, respondan, por favor: “Jesús, Buen Pastor, bendícenos con abundantes vocaciones”
Para que la Iglesia goce de la necesaria libertad en la elección de sus pastores, roguemos al Señor.
Para que el pueblo de Dios tenga los pastores idóneos que necesita, roguemos al Señor.
Para que el Papa N., los obispos, los sacerdotes, diáconos, religiosos y todos los que tienen alguna misión pastoral sigan las huellas de Cristo, Buen Pastor, que está en medio de nosotros como el que sirve, roguemos al Señor.
Para que los gobernantes, especialmente los nuestros, en sus deliberaciones y decisiones, estén siempre atentos a las necesidades de sus pueblos, recogiendo sus justas aspiraciones, roguemos al Señor. 

Exhortación final:

(Tomado de B. Caballero: La Palabra cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 88)
Bendito seas, Señor Jesús, por tu paciencia con nosotros,
El Señor es mi pastor, nada me falta:
En verdes praderas me hace recostar;
Me conduce hacia fuentes tranquilas y repara mis fuerzas;
Me guía por el sendero justo, por el honor de su nombre.
Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo
Porque tú vas conmigo; tu vara y tu cayado me sosiegan.
Preparas una mesa ante mí, enfrente de mis enemigos;
Me unges la cabeza con perfume, y mi copa rebosa.
Tu bondad y tu misericordia
Me acompañan todos los días de mi vida,
Y habitaré en la casa del Señor por años sin términos
(Salmo 22)
Preguntas, comentarios a: P. Domingo Vásquez Morales, C.Ss.R.

La renovación de las misiones itinerantes redentoristas desde la espiritualidad misionera latinoamericanaMISIONOLOGÍA.  El P. Manuel Rodríguez, nuestro provincial, nos ofrece este rico y abundante material, producto de su especialización en misionología, en la Fundación Universitaria San Alfonso (FUSA), en Colobía.  Si te interesa conecer este tema aquí está la informacdión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada